Mi experiencia con unos chicos gays

Me tumbé en una hamaca y Brandon en otra, estiré la mano hacía Joao se aproximó a mí mirando a Nigel, este asintió, se puso cerca de mí cara me tendió su mano y tomándola suavemente hice que se tumbase sobre mi cuerpo, apreciaba su trémulo cuerpo y dije: ¿Verdaderamente estás preparado Joao? Miró mis ojos mientras que ponía mis manos sobre su espalda, su cuerpo dejó de tremer y apoyó su mejilla sobre mi hombro, le dije: ¿Le quieres por ser o bien con lo que te ha ofrecido? Sin levantar su cara dijo: ¡Me agradó solo verlo la primera vez, se entregó a mí sin solicitar nada a cambio, cuando aguardaba ser utilizado y dejado de lado, cuando lo penetré mi cuerpo tremía como ahora, me solicitó un beso y lo rechacé, mas un momento después deseé degustar su boca provocándome mareos que recorrían mi cuerpo, me provocó en tantas ocasiones a fin de que lo penetrara, despertaba a mi cuerpo y lo follaba con intensidad, me hizo apreciar que le importaba y entonces lo amé! Yo dije: ¿Tienes temor a perderlo? Él asintió, levanté su cara besando sus ojos aguados, entonces sus labios se posaron sobre los míos.

 Viramos nuestras caras mirando a Brandon y Nigel sobre él besándose vehementemente frotando sus cuerpos y dije: ¡Los 2 son bellos, mas recuerda esto, eres tan precioso como y absolutamente nadie va a poder decir lo opuesto! Su boca empezó a devorar la mía con ansia, con deseo, apreciaba su verga medrar entre nuestros cuerpos, mis manos lo acariciaban, cuando mi lengua entró en su oído tremió de placer, de manera lenta fui apartando mis piernas, tenía necesidad de sentir su verga en mí, lo deseaba, mi mano sostuvo su verga dirigiéndola y de un golpe me penetró, gemí en su boca, bajó sus piernas apoyándolas en el suelo y penetrándome de manera fuerte mientras que sus ojos me miraban, mis dedos acariciaban sus oscuros pezones que se tensaban, se inclinó besándome nuevamente mientras que me perforaba con su polla, Nigel penetraba a Brandon con exactamente la misma intensidad que . Miré a la tumbona próxima y estiré mi mano acariciando la cara de Brandon, este me miró acercando su cuerpo y el mío nos besamos mientras que Nigel y Joao entrecruzaban su brazo acariciándose y nos penetraban al tiempo de forma compasada, ahora unieron sus labios y acelerando empezaron a correrse en nuestros traseros resoplando entre sus bocas, poco después los dos sacaron sus pollas de nuestros traseros.

 Brandon se levantó acercándose a mi tumbona aparta mis piernas y me clava su polla despues de mamarla de forma fuerte mientras que me besa, levanta el cuerpo tirando de su mano a Joao, lo hace ponerse tras él, Nigel me mira y comprende mi mirada, se pone con las piernas abiertas sobre mi cara con el cuerpo contrario al mío y me chupa la verga mientras que repaso su ano con mi lengua, mis dedos lo frotan apartando las nalgas, mueve el trasero gimiendo su ano se dilata, su verga descansa lacia sobre mi pecho mas al poco empieza a endurecerse. Joao frota su verga en la raja del trasero de Brandon mientras que este me traspasa una y otra vez, entonces Brandon gime el portugués le ha clavado su polla, acoplan sus movimientos y noto la dureza de Brandon con plena satisfacción, mi boca a absorbido uno a uno los huevos de Nigel y ahora con su ano dilatado mis dedos lo penetran mientras que mi boca chupa su verga ya bien dura, mi mano acariciaba su espalda y las suyas sostenían las nalgas de Joao, la boca de Nigel me daba tal placer que de repente reventé en su boca llenándolo con mi semen, aprecié que al apretar mi ano mientras que me corría asimismo lo hizo Brandon en mí, el gemido de Joao advertía de su final en el trasero de mi amante y entonces Nigel soltó su semen en mi boca.

 Brandon lamió su semen y el precedente de Joao en mi trasero y detrás de él Nigel le lamía el vertido por él y Joao, instantes después estábamos refrescándonos nuevamente en el agua, mientras que jugueteaba con Joao, Brandon arrinconó a Nigel preguntándole: ¿Piensas que Joao está dispuesto para recibirnos a los 2? Nigel susurró: ¡Sí, está preparado y lo quiere!

 Yo apoyado en la pared de la piscina sujeté con mis manos las nalgas de Joao diciéndole: ¿Estás dispuesto para recibirnos si bien sea con dolor? Él mirándome a los ojos dijo: ¡Deseo sentirme unido enteramente a vosotros! Y salimos del agua, Brandon y Nigel asimismo. Me tumbé en la hamaca, Joao y Nigel se inclinaron entre mis piernas y entre los 2 me lamían la polla, Brandon junto a mí degustaba mi felación.

 Cuando nuestras vergas estaba duras nos apartamos, Brandon se puso tras Nigel levantándole el trasero mientras que proseguía chupando mi polla, tiré de la mano de Joao haciendo que se pusiese a horcajadas sobre mi cara en situación invertida a mi cuerpo y con su boca reseguía la felación de Nigel en mi verga, sepultaba mi boca en su prieto orificio, mi lengua no paraba y mis labios lo absorbían.

 Momentos después Nigel se enderezó, sus ojos miraban a Joao y fue colocándose con las piernas separadas a la altura de mis caderas sosteniendo mi verga la fue acercando a su trasero y la empezó a introducir dentro de él, su cara era increíble sus dientes superior mordían el labio inferior mientras que su cuerpo subía y bajaba de forma lenta sobre mi mástil, su ano estaba algo dilatado mas apretaba mi verga, sabía que con eso gozaba cuando tragó con dolor mi polla inclinó su cuerpo sobre mi pecho, me besó como siempre y en todo momento son ardor, Brandon empezó a meter su polla forzando el ano de Nigel, este gimió, mas como siempre y en todo momento gozaba con la doble penetración, entonces mirando a Joao dijo: ¡Progenitores os quiero, amigos os quiero, compañeros os quiero, amantes os quiero! Añadió: ¡Joao te quiero! Y mientras que afirmaba esto apartó sus nalgas clavándose nuestra vergas hasta bien dentro, su dura polla sobre mi plano vientre empezó a soltar su semen llenando mi pecho con su caliente néctar, Joao había acariciado sus cicatrices justo en el instante que soltaba su semen, poquito a poco fue sacando nuestras vergas de su trasero levantándose de la tumbona, estiró el brazo a Joao. 

Joao se puso como anteriormente Nigel tomando mi verga la fue acercando a su orificio, su cuerpo fue descendiendo entrando poco a poco mi verga mientras que exclamaba ¡Dios, Dios! Sin prisas iba descendiendo y llegó a quedarse empalado con mi verga, mis manos en sus caderas hice que se moviese de manera que su ano dilatase, prácticamente al momento se inclinó sobre mí besándome con ganas, Brandon empezó a meter su polla al lado de la mía, enarbolaba, mis manos lo acariciaron apreciaba sus sensaciones en mi boca, sus gemido morían en mi boca mientras que degustábamos nuestras salivas, Brandon empezó a penetrarlo con contundencia, nuestras vergas se rozaban en el prieto trasero, aparté mi boca de la suya incorporando su cuerpo tocando su espalda al pecho de Brandon que lo acarició entonces Joao dijo: ¡Noel, eres mi padre, Brandon eres mi padre, los 2 sois mis amigos, los 2 sois mis hermanos, los 2 sois mis amantes os quiero de todo corazón! Mientras que afirmaba esto apartó sus nalgas clavándose nuestras vergas hasta el fondo, mirando a Nigel susurró: ¡Nigel te amo! Y su verga empezó a expulsar semen llenando mi cuerpo con él, apretando su ano eyaculé en su trasero y Brandon asimismo llenándolo con gran placer para los 3, Joao soltaba lágrimas por sus ojos, Nigel se aproximó besándolos y fundiéndose en un profundo beso, nuestras vergas tremían en su trasero soltando las últimas gotas de semen. Joao hizo el movimiento de levantar su cuerpo mas mientras que se besaba con Nigel apartó sus nalgas dejándose caer nuevamente sobre nuestras pollas gemimos los cuatros de placer, levantó su cuerpo apretándolo al de Nigel, libre de nuestras vergas. 

Los dos de pie juntos abrazándose y besándose, entonces Nigel le dio la vuelta bajando el cuerpo sobre nosotros y clavó su verga en el trasero de Joao, este gemía y tanto Brandon como lo besábamos los empujones de Nigel eran robustos y varios más y acabó gimiendo mientras que vertía su semilla en el trasero de su amado, mi mano había masturbado al joven mulato y tenía su verga dura nuevamente, le murmuré al oído: ¡Te quiere, fóllatelo! Y sin contestación se dio la vuelta y levantando en desequilibrio a Nigel lo dejó sobre la otra hamaca y le clavó su verga dentro mientras que los 2 se devoraban la boca, poco después gimieron los dos, Nigel se había corrido sobre su cuerpo y Joao en el trasero de este, prosiguieron besándose ahora con amor. 

Les acariciamos a los 2 diciéndoles: ¡Es hora de acostarse! Cogiendo la ropa entramos en la casa, cada uno de ellos a su habitación.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *